≡ Menu

¡Para todos los hombres que quieren orar, un lugar para todos!

  • Para los hombres que apenas comienzan y están aprendiendo a orar.
  • Para los hombres ya formados, preparados y que son activos guerreros de oración y cada hombre entre ellos.
  • Queremos que todos los hombres sientan que pueden participar y encontrar un lugar para orar.
  • Y, lo más importante, estar involucrados en la oración en su iglesia local, no sólo las escenas mencionadas a continuación, sino donde/cuando cada vez que puedas, ora.

  Jesús dijo…

Les digo, ustedes pueden orar por cualquier cosa y si creen que la han recibido, será suya.

Marcos 11:24 (NTV)

Estás invitado a participar en por lo menos uno o ambos (hombres casados) de los dos primeros escenarios enumerados a continuación. Entonces, el desafío adicional es también para participar en los próximos dos escenarios a medida que surjan las oportunidades.

1. Socios de la oración

Encuentra a un amigo que ore contigo regularmente, a diario o semanalmente. Reunánse o conéctense de alguna otra manera, especialmente si el amigo está a cierta distancia. p. ej. Skype, Viber, etc, pero reunanse con regularidad.

  • Oren el uno por el otro,
  • sus familias y
  • pónganse de acuerdo, en el nombre de Jesús, en las peticiones específicas.
  • Hay un poder tremendo al estar de acuerdo en la oración.

2. Esposos & Padres

Si no lo estás haciendo, tienes que desempeñar un papel de liderazgo en tu hogar invitándoles a orar contigo.

  • En primer lugar, ora con tu esposa todos los días
  • En segundo lugar, involucra a tus hijos en los tiempos de la oración de la familia
  • Sé un ejemplo, enseña a tus hijos a orar y ora con ellos.

3. Encuentro de Oración de 30 minutos

Mercado / Sector Empresarial / Centros Educativos

Los hombres que se reúnen en sus lugares de trabajo, escuelas y/o universidades/colegios a orar.

  • • A diario, o al menos semanalmente, antes del trabajo, durante la hora del almuerzo o después del trabajo
  • No otro estudio bíblico, sino una reunión para orar

4. Los momentos específicos designados

Estos serán los momentos en los que guiados por el Espíritu Santo vamos a invitar a los hombres a reunirse en un lugar específico para orar, orando oraciones específicas, inspiradas, hacer declaraciones para la transformación, la sanación, el rompimiento y la victoria etc, en el nombre de Jesús.

  • Los guerreros reuniéndose en el nombre de Jesús para ver las fortalezas rotas y las victorias.

El sabio conquista la ciudad de los valientes y derriba el baluarte en que ellos confiaban.

Proverbs 21:22 (NVI)

Quiero ser contado entre millones de hombres que oran!